Violines

Blog

Aprender música siendo adulto

Como profesora me encuentro a menudo con este tipo de comentario de los padres: “ siempre me gustó el violín” “ siempre quise aprender a tocar el piano...” “ me encanta el violoncello...” mi respuesta siempre es la misma, ¡apúntate!

Hacernos mayores no nos incapacita para aprender ni música ni matemáticas, idiomas, conducir... Tratándose de música tenemos que ser conscientes de que no llegaremos a ser virtuosos, pero seguro que tampoco es eso lo que queremos, ¿no?

Una de las ventajas de empezar siendo adulto es que se entiende todo mucho más rápido. La música y su lenguaje puede resultar en ocasiones algo abstracto, siendo niños hay conceptos que no se entienden hasta pasados varios años, sin embargo la madurez hace que esto lo asimilemos mucho más deprisa.

Otra ventaja de empezar “tarde” es que tendremos mucho más claro qué instrumento nos gusta, ya que de niños la mayoría de las veces nos imponen el instrumento. ¡Si siempre te gustó el trombón, que nada te lo impida!

Y si no sabes cuál elegir...El piano o la percusión no requieren de alta educación auditiva para que suenen. Si tenemos los dedos un poco artríticos mejor nos vamos a un instrumento de viento metal. Si no somos fuertes mejor el violín que el contrabajo. Analízate un poco: ¿eres rítmico? ¿cantas bien? ¿cómo andas de capacidad pulmonar? ¿tecleas rápido el ordenador? Estos pequeños detalles nos pueden dar pistas de qué instrumento nos puede convenir más. Pero para cualquiera de ellos tendremos que tener un poco de paciencia ya que hasta que no pasen un par de años aquello no sonará muy allá...

También puedes preguntar en tu centro de estudios si hay agrupaciones (banda de música, orquesta, coral...). Estas actividades son muy integradoras y además de poner en práctica los conocimientos que se van adquiriendo semanalmente en clase te podrás encontrar con gente en la misma situación de edad y aprendizaje y con algo en común: ¡la música!

El aprendizaje de cualquier instrumento requiere tiempo y dedicación. Si no se dispone de él lo único que pasará es que avanzaremos más despacio, pero ¿quién tiene prisa? ¡El saber y el placer no ocupan lugar!

Newsletter

Mantente informado de las promociones exclusivas y de las últimas novedades de eligetuviolin.com