Violines

Blog

Cuida tu violín

 Todo el mundo sabe que un instrumento de cuerda es delicado, pero ¿hasta qué punto?

Los instrumentos de cuerda (violín, viola, violoncello y contrabajo) cuanto más grandes y más caros más delicados son.

Vamos a dar algunos consejos para que tu instrumento tenga una larga vida.

 Todos los consejos que damos a continuación son igual de válidos para el violín, la viola, el violonchelo o el contrabajo.

  • Limpia tu violín después de cada uso: con una gamuza (mejor de microfibra) quita siempre los restos de resina que quedan sobre las cuerdas y la tapa antes de guardarlo. Primero frota las cuerdas por la zona en la que pasa el arco y después los restos que quedan en la tapa debajo de esta zona. ¡NO le eches ningún líquido para limpiar! Si te sudan las manos también puedes tener un paño aparte para las manos y para limpiar las cuerdas, el mástil y la parte de arriba de la caja de resonancia ya que el sudor daña el barniz del instrumento. Sólo tardarás unos segundos y mantendrás el instrumento listo para volver a usar. No hacer esto afectará a la producción del sonido y a la estética del instrumento.
  • No uses nunca productos no específicos de limpieza. Ningún limpiador, aceite o alcohol que tengas en casa es apto para limpiar tu violín.
  • Si el instrumento ya tiene años o ha sufrido mucho puede que el barniz esté dañado. En este caso acudiremos directamente a un luthier para que nos recomiende qué hacer. Se puede reparar el barniz en las zonas que esté arañado, rozado, etc o se puede aplicar un producto específico de limpieza si sólo es suciedad acumulada. Es muy dificil conseguir que queden totalmente igual los retoques de barniz, así que cuídalo! 
  • Los golpes: Un instrumento barato suele estar lacado y no barnizado. En realidad esto lo protege bastante aunque su sonido sea peor. Los instrumentos lacados suelen estar hechos además con una madera más gruesa haciéndolos más resistentes. Los instrumentos barnizados sufren mucho más las caídas de los lápices...arcos...toques con los atriles o utensilios cercanos. En orquesta los lápices se pasan en mano y no por el aire. Aunque llegues tarde a la siguiente clase, nunca corras con el instrumento fuera del estuche. Guarda tu cello despacio.
  • Guardalo en su sitio: Y por su sitio entendemos su estuche o el pie que tengamos en casa para ello. Si durante los descansos de orquesta o estudio en casa dejas el cello en medio y  con la pica sacada cualquiera podría tropezar con él. Un violín o un arco mal dejado sobre una silla puede suponer desde una caída hasta que alguien se siente encima. (de verdad que hay gente así de torpe)
  • ¡Los peligros del hogar! Una vez guardado busca un buen sitio para él. Evita zonas de paso, puertas, ventanas, radiadores, sol directo, hermanos pequeños, mascotas... Si tienes suelo radiante en casa está PROHIBIDO dejar el instrumento en el suelo aunque esté dentro del estuche. Esto es una rotura segura, y de las caras. Si sólo vas a hacer un descanso en tu tiempo de estudio déjalo sobre una superficie estable. Guarda la pica o cuida que nadie pueda tropezarse al pasar. Involucra a toda la familia en su cuidado.
  • ¡Los peligros del coche! Nunca debemos dejar los instrumentos dentro de los coches a no ser que esté vigilado, a la sombra y con temperatura moderada. ¿Por qué? Porque nuestro seguro no se va a hacer cargo ni de la rotura ni del robo. Si lo dejas en el coche es posible que reciba sol directo y al estar en un habitáculo pequeño sube la temperatura rápidamente y ese cambio drástico y elevado puede hacer que en le mejor de los casos el instrumento se despegue, y en el peor, que se agriete. Todo tiene arreglo, pero mejor evitarlo. En el caso de los violines y las violas para los desplazamientos pueden ir en el maletero. Con los cellos y contrabajos es otro cantar. Si llevas el instrumento en posición vertical sobre el asiento lo asegúralo siempre con el cinturón de seguridad para evitar que caiga y golpee a las personas que vayan sentadas al lado. Ten mucho cuidado al cerrar las puertas. Hazlo siempre despacio asegurándote antes que la puerta no va a golpear al instrumento.
  • ¡Los peligros del conservatorio! En tu centro de estudios también tienes que evitar dejarlo en zonas de paso. Si lo tienes que llevar a clases teóricas (lenguaje musical, historia, etc)  ten cuidado y déjalo en una esquina o pegado en una pared por la que no pase la calefacción y donde no lo pueda tirar nadie. También ten especial cuidado en las clases colectivas (orquesta, cámara, etc). Tenlo siempre seguro y aprende a que en un aula con instrumentos no debe haber prisa. Guardalo con cuidado y ten la paciencia de esperar a que otro compañero guarde antes el suyo si es necesario para no tropezar y dañar otros instrumentos.
  • Por último, asegura tu instrumento. Por muy cuidadoso que seas siempre puede haber incidentes. Compañias como Helvetia .https://www.helvetia.es/seguros/seguro-de-instrumentos-musicales o Casablancas http://www.mcasablancas.com son muy eficaces

Aunque hemos nombrado muchas cosas en realidad es una rutina muy sencilla que te evitará desafortunados accidentes y disgustos.

www.eligetuviolin.com

Envíanos tus sugerencias a hola@eligetuviolin o al 661 42 66 42

Si te hagustado el artículo puedes compartir o darle a "like" en facebook e instagram. 

¡Gracias por seguirnos!

 

 

Newsletter

Mantente informado de las promociones exclusivas y de las últimas novedades de eligetuviolin.com